Acceso de Alumnos Alumnos
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Síguenos en Instagram
  • Sucribete en nuestro canal de youtube

Por: Mtra. Rosalía Nalleli Pérez – Estrada Unisant Tlaxcala

Replantear la Educación es el título de la publicación reciente de la UNESCO. Con ella, se busca dar continuidad a las propuestas hechas por Jacques Delors, de 1996 y se escribe como una obligada acción de actualizar sus propuestas, y para dar continuidad a lo establecido en un inicio por el informe Faure de 1972.

¿El tema central de cada uno de ellos? El ser humano indudablemente y los retos que enfrenta la educación para que exista la convivencia y la humanidad pueda seguir sobreviviendo en armonía.

En 1972, por ejemplo, cuando se hablaba de la sociedad del aprendizaje y se proponía una educación permanente,  se planteaba que la educación inicial era indispensable para toda la vida. Con Delors se amplía y se profundiza en la visión  más integrada y son dos conceptos esenciales los que rigen la propuesta: Aprender a lo largo de toda la vida y los 4 pilares de la educación: aprender a conocer, aprender a hacer, a ser y a vivir juntos, como base de reflexión y debate para las opciones de formulación en las políticas a seguir.

Por su parte, este nuevo escrito sugiere reestablecer y  adoptar nuevamente las propuestas de Delors, considerando que los cuatro pilares de la educación deben de seguirse aplicando, ya que en todo el planeta han servido como base para que la gente considere su uso y seguimiento, pero busca también actualizar algunos temas con el objetivo de contrarrestar los grandes problemas que ha enfrentado la humanidad después de casi 10 años de que saliera la propuesta Delors.

Para esto, atiende a situaciones que en este tiempo han cambiado considerablemente, como son la visión humanista, con la cual se establece que se debe de “apoyar y aumentar la dignidad, la capacidad y el bienestar de la personas  en relación con los demás y la naturaleza debe ser la finalidad esencial de la educación en el siglo XXI” (36).

También hace referencia al rol docente, sugiriendo que “Para que la educación pueda contribuir a la plena realización del individuo y a un nuevo modelo de desarrollo, los docentes y demás educadores tienen que seguir siendo agentes esenciales.

Sin embargo, pese a que el discurso dominante alude una y otra vez a la importancia de los docentes, ciertas tendencias apuntan a un proceso de desprofesionalización por parte de estos, tanto en el Norte como en el Sur del planeta”(57).

Por otro lado, el tema de la educación privada o particular se sugiere como elemento en crecimiento y de apoyo, “La privatización de la educación puede entenderse como el proceso por el que pasan de manos del estado o de las instituciones públicas a individuos y organismos privados las actividades, los haberes, la gestión, las funciones y las responsabilidades propias de la educación125 “ (79), pero que debe de ser vigilada siempre. Incluye también la parte de la pedagogía y los contenidos, y el medio ambiente, la interconectividad, la movilidad mundial, etc.

Por su parte,  Irina Bokova, Directora general de la UNESCO, declara que “No existe una fuerza transformadora más poderosa que la educación para promover los derechos humanos y la dignidad, erradicar la pobreza y lograr la sostenibilidad, construir un futuro mejor para todos, basado en la igualdad de derechos y la justicia social, el respeto de la diversidad cultural, la solidaridad internacional y la responsabilidad compartida, aspiraciones que constituyen aspectos fundamentales de nuestra humanidad común”.

Datos tomados del texto: Replantear la Educación ¿hacia un bien común mundial? UNESCO. 2015. Ediciones UNESCO.

Públicado en : http://www.expedientepolitico.net/replantear-la-educacion-unesco-2015/